Politica

Concejales de Azuleños por el Cambio le solicitan al intendente no poner al cobro las cuotas adicionales para las tasas. ( Audio)

Diario Ciudad
Azul
Politica

A través del Expediente “B” 415/2020, los concejales Claudio Molina y Verónica Crisafulli enviaron una nota al Intendente con la finalidad de solicitarle la no aplicación del Artículo 32º de la Ordenanza Impositiva 2020 que autoriza al Departamento Ejecutivo a ajustar los importes de los tributos municipales, artículo conocido como “clausula gatillo”, o “CUOTA 13” para la Tasa Urbana, “CUOTA 7” para la Tasa Vial Rural, y “CUOTA EXTRA” para la Tasa por Seguridad, Inspección e Higiene.

Al respecto enviaron un comunicado donde expresan su desacuerdo: “Esta modalidad ha sido impulsada por una decisión política del Intendente, aprobada por el Concejo Deliberante año a año, no por el voto unánime de sus integrantes, sino por la voluntad mayoritaria del Bloque oficialista.

Las razones que sustentan la solicitud, de público conocimiento, están estrictamente relacionadas a la crítica situación económica y social que golpea fuertemente a vastos sectores de nuestra comunidad, agravada notoriamente como consecuencia de la pandemia del coronavirus. Todo ello perjudica muy especialmente, además, al comercio y a la industria local, llevando a situaciones límites a quienes han sufrido una importante merma de su actividad económica, terminal para quienes desde el mes de marzo aún no han podido retomar sus actividades comerciales.

El posible pago de una cuota extra para diciembre del corriente año (que venía con una suba cercana al 50 % promedio desde enero 2020), sumado al fuerte incremento de las tres tasas municipales que supera el 40% a partir de enero 2021, representan para los vecinos, a nuestro entender, una abusiva presión tributaria, quienes a su vez seguramente deberán soportar otras subas relacionadas a tarifa eléctrica, gas, agua, alumbrado público, combustibles, servicio de TV por cable e internet, impuestos inmobiliarios, alquileres, entre otros importantes gastos fijos.

A ello, por si fuera poco, hay que agregarle que todos estos incrementos no guardan relación con los aumentos salariales que en general se han otorgado, o se otorgarán, (el municipio solo dio este año una suma fija no remunerativa para los últimos cuatro meses) generando una asfixia que compromete la capacidad de pago de los vecinos, especialmente en los sectores medios, medios bajos, y bajos, de nuestra comunidad.

En épocas de profunda crisis económica como la que nos toca atravesar, entendemos que desde el Estado Municipal es cuando mayor empatía debemos tener con nuestros vecinos evitando adoptar medidas que dificulten aún más su situación. Al mismo tiempo desde el municipio se debieran tomar rápidas decisiones tendientes a la racionalización del gasto, determinar prioridades para el correcto, austero y eficiente manejo de los recursos públicos, disminuir el gasto relacionado a su estructura política, y rever tercerización de servicios, entre otras iniciativas con la finalidad de encontrar un razonable equilibrio entre, fortalecer la economía y las finanzas de la comuna, y mantener la mayor capacidad contributiva posible de nuestros vecinos”, finaliza el texto.

Al respecto esto es lo que decía el concejal Claudio Molina.