Nacionales

"No saben qué difícil es vivir", dijo la madre de Fernando ante miles de personas

Diario Ciudad
Azul
Nacionales

En medio del acto al cumplirse un mes del asesinato de Fernando Báez Sosa, sin dudas el momento más emotivo de la jornada fue cuando la madre del chico asesinado le habló a todo el público que se hizo presente en la puerta del Congreso de la Nación.
 

"Es tremendo lo que le hicieron a mi hijo, quiero justicia por él" comenzó diciendo la mujer, luego de que en la pantalla montada especialmente en el escenario, se vieran una serie de fotos y videos de los distintos momentos de la vida de Fernando Báez Sosa

Ante una multitud que no lograba contener las lágrimas, la presencia de los padres del joven asesinado en Villa Gesell fue quizás la imagen más poderosa del acto. Un matrimonio quebrado, con el cuerpo débil, con la voz desgarrada que logró rezar con la gente para pedir justicia y paz y para que la violencia no sea una realidad que siga robando vidas de inocentes.

La novia y los amigos de Báez Sosa fueron los primeros en entrar al escenario y se sentaron en el piso con un cartel con la cara del joven asesinado colgando en su pecho, mientras sostenían entre todos un gran cartel que dice "Justicia por Fernando. Asesinado en Gessel. Vamos sin violencia".

Pasadas las 18 horas los asistentes, varios miles, comenzaron a cantar el Himno Nacional frente al escenario, donde cuelga una bandera gigante con la leyenda: "Dios te tiene en el cielo, nosotros en nuestros corazones". 

Graciela Sosa, la madre de sin consuelo comenzó diciendo: "Lo que le hicieron a mi hijo es terrible, no le dieron oportunidad de defenderse, lo mataron a traición, un chico decente, bueno, amaba la vida, amaba a su prójimo".

"Tenía una meta, tenía un objetivo para realizar y lo que le hicieron... le arruinaron la vida", decía la mujer casi sin fuerzas.

"Estoy agradecida por ustedes, todo se nos vino abajo, era nuestro sostén, nuestra lucha para seguir adelante. Mi casa esta vacía, sigo esperándolo pero sé que nunca volverá pro lo que le hicieron, quiero justicia por mi hijo!" gritaba Graciela ante los alaridos de la gente que fue hasta ahí para acompañar a la familia. 

"Amaba a su novia, eran felices, cuando venía a casa jugaban como criaturas, eran felices y le arruinaron la vida a esta chica que lo amaba, tenía un proyecto que era ser abogados los dos. Encontré una nota el otro día que me decía que seria un profesional y que me llevaría a recorrer el mundo" dijo Graciela mientras su esposo no dejaba de abrazarla y sostenerla con firmeza.

"Vivir no es fácil, gracias a todos por acompañarnos, no estoy viviendo pero al verlos a todos ustedes siento que me dan energía por mi hijo", continuó la mujer.

"No saben lo que lo extraño cuando me decía chau mami y yo le decia chau mami, todo eso se acabó pero quiero justicia por mi hijo, que paguen por lo que hicieron", cerró entre llantos y con su mano en alto, ante las miles de voces que repetían "Fernando, Fernando" y como desde temprano, también la palabra que está en boca de todos desde hace un mes: "justicia".