Politica

Sanz se mostró a favor de una primaria del radicalismo contra Macri

Diario Ciudad
Azul
Politica

La posibilidad de que el radicalismo presente a su propio precandidato presidencial en la interna de Cambiemos sumó otro apoyo de peso. Se trata del ex senador Ernesto Sanz, que si bien se mantiene alejado de la política activa, sigue siendo una voz importante en la UCR y escuchada por Mauricio Macri.

El mendocino salió por un rato del retiro y en una entrevista se mostró a favor de que el Presidente tenga competencia en las PASO de agosto, una opción que como reveló LPO empuja un sector del radicalimo, rechaza otro y descarta por completo la Jefatura de Gabinete, a cargo de Marcos Peña.

"Yo creo en las PASO presidenciales, me gustan", afirmó Sanz en radio Mitre. El ex titular de la UCR recordó el caso del 2015 cuando fue precandidato presidencial junto a Elisa Carrió y le aportaron a Macri algo menos de seis puntos y un volumen que le terminó siendo clave en la primera vuelta.

La candidatura de Lousteau divide al radicalismo y tensiona a Marcos Peña

 "Yo fui protagonista de una PASO presidencial. Y aún sabiendo que perdíamos con Lilita Carrió fuimos a la PASO porque sabíamos que los votos que nosotros le aportábamos a Macri, que iba a ser el ganador, le sumaban para llegar a la cifra mágica que en aquel momento era 30 por ciento y ese fue el anticipo del ballotage que luego lo puso como presidente", rememoró Sanz.

"Hoy, salvando las distancias, me parece que puede significar la posibilidad de que se amplíe el marco de la oferta de Cambiemos. Y que algún electorado que por ahí puede sentirse 'desencantado' encuentre en una PASO una vía de expresión. Y que puedan, nutriendo a Cambiemos, puede darle mucho vigor", argumentó el ex senador.

La posición de Sanz coincide con la de Alfredo Cornejo y también con la de un sector del propio gobierno, entre los que se anotan Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal. Sumar desencantados y darle volumen a Cambiemos, son los argumentos de quienes empujan esta idea. En la vereda de enfrente, Marcos Peña teme que termine esmerilando a Macri y atrayendo voto castigo.

Sanz también se refirió a la posibilidad de que el rival de Macri sea Martín Lousteau, aunque evitó respaldarlo. "No lo sé, la verdad que no lo sé. Eso tiene que definirlo muy bien el radicalismo", indicó, al tiempo que le pidió a su partido que tenga claro que en si va a la primaria sea para sumarle a Macri.

Macri quiere convencer a Lousteau para que vaya de senador