Nacionales

¿Farmacity llega a Provincia?: cuenta regresiva para el veredicto de la Justicia

Diario Ciudad
Azul
Nacionales

Se intensifica la batalla por el negocio de los medicamentos en la provincia de Buenos Aires. Concluidas las audiencias públicas con vistas a destrabar el desembarco de Farmacity en ese territorio, la Corte Suprema dara a  conocer el veredicto respecto de las posibilidades de la compañía de activar sucursales del otro lado de la General Paz.

Lo relevante de esta primera reunión estuvo en las exposiciones de los especialistas convocados por el mismo tribunal, quienes en detalle remarcaron que, tal como está planteado el mapa de farmacias actual los comercios no garantizan una completa cobertura geográfica.

En simultáneo, se dejó en evidencia que los puntos de ventas consolidados hoy en la Provincia sólo se concentran en las zonas de mayor poder adquisitivo.

Estas conclusiones chocan de lleno contra los argumentos de los farmacéuticos que se oponen a la expansión de Farmacity. Alineados en la Confederación Farmacéutica Argentina, los profesionales exponen cada vez que pueden que la compañía sólo se instala en plazas económicamente rentables. Y que la firma entiende al expendio de medicamentos como una actividad comercial antes que un “servicio social”.

Sin embargo, relevamientos aportados a los jueces por expertos como Sebastian Lopes Perera, director de la consultora Marketing & Estadística, pusieron en evidencia que la expansión de las farmacias en el territorio bonaerense no sigue un patrón de comportamiento asociado a la distribución de la población.

Muy por el contrario, la medición arrojó que las farmacias hoy en funcionamiento se acumulan en zonas urbanas con consumos económicos elevados. La documentación expuesta develó que la evolución de los puntos de venta tiene como base áreas marcadas por la “existencia de centros comerciales, de servicio y de transporte, que coinciden con entornos de nivel socio-económico (NSE) medio y alto”.

“Territorialmente, la ubicación de las farmacias es más intensa en esos entornos con nodos comerciales. En entornos de de nivel socio-económico bajo –sean de alta o media densidad–, la presencia de farmacias es casi nula, al igual que en las zonas alejadas de los nodos y corredores comerciales”, destaca el sondeo de Marketing & Estadística, convocada por la Corte.

Para luego apelar a un ejemplo: “Las zonas de NSE bajo carecen de farmacias. Por ejemplo, en la localidad de Adrogué se estimó 1.052 habitantes por farmacia, mientras que en la localidad de Claypole ese ratio es de 11.381. En la primera, el nivel socio-económico es alto, mientras que en la segunda predomina el nivel socio-económico medio y bajo”.

A modo de conclusión Marketing & Estadística enfatizó que, en virtud de la actual distribución geográfica de las farmacias, el servicio de salud “no es equitativo para todos los habitantes del Gran Buenos Aires”.

“Por el contrario, según el análisis, se observa que las farmacias han seguido un patrón de ubicación semejante al de los negocios comerciales tradicionales”, cierra el documento tomado en cuenta por el máximo tribunal.

Te puede interesar