Politica

Comunicado de La Cámpora por el 8M

Diario Ciudad
Azul
Politica

Compañeras: es nuestro tiempo. El de las mujeres. El de las mujeres empoderadas, organizadas, solidarias, militantes. El de todas las mujeres. Las que están en los barrios, en las escuelas, en las universidades, en los sindicatos, en la calle, en las unidades básicas. Las que tienen responsabilidades, y las que asumen tenerlas. Las que con fuerza transformadora y convicción ya no toleran qué el sistema patriarcal invisibilice la injusticia y las desigualdades.

Es tiempo de profundizar la justicia social, en un contexto de ajuste y represión propiciado desde el gobierno nacional. Somos las mujeres las primeras en sufrir las consecuencias de un Estado que nos muestra su peor cara, feminización de la pobreza, vaciamiento de políticas públicas, aumento de la desocupación femenina y de la brecha salarial, en fin, un estado ausente, misógino y violento que agrava por acción y omisión las desigualdades estructurales que presta el sistema patriarcal.

Somos, además, las mujeres militantes las que sufrimos estigmatización permanente y la persecución política de nuestras dirigentes. Sobre la figura de Milagro Sala, primer presa política de Macri, y de Cristina Fernández de Kirchner que es hoy la única referente política de oposición real, sobre la cual se aplica un feroz disciplinamiento mediático y judicial que tiene por objeto minar su liderazgo popular y quitarle al pueblo argentino su esperanza.

No somos ingenuas. Sabemos que el patriarcado no podría existir sin el neoliberalismo. Es tiempo de las que no tienen miedo ni vergüenza de abrazar causas colectivas. De ponerle un freno a este gobierno de hombres ricos para hombres ricos  que nos quieren en nuestras casas; derrotadas, sumisas, tristes, calladas. Sin embargo, aquí estamos, unidas y organizadas y saldremos a las calles de la patria para hacer nuestro aporte de lucha y resistencia.

Queremos que dejen de matarnos porque queremos vivir una vida plena, autónoma y digna dentro de un estado de derecho que nos contenga a todos y a todas. Porque todas juntas hemos convertido la bandera por el aborto legal una causa común que hoy nos reúne una vez más. Porque estuvimos, estamos y estaremos siempre, frente a cada atropello, ante cada derecho vulnerado, en cada movilización y con cada argentino que nos necesite. Por eso hoy gritamos por las que ya no tienen voz y exigimos más que nunca: educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir.