Politica

8M: Comunicado de las mujeres del Partido Obrero

Diario Ciudad
Azul
Politica

El 8 de Marzo tendrá una fuerza singular. Miles de mujeres, en los lugares de trabajo y en las calles, reclamarán, que de una vez por todas, el aborto sea legal en la Argentina. Día de la mujer trabajadora, de reivindicación, de lucha, de organización. 
 
Es el día en las mujeres del mundo nos ponemos de pie ante la opresión machista que emana de los poros del sistema capitalista. En el país del Ni Una Menos, el avance del ajuste en curso es una ofensa para las mujeres en lucha. Con más precarización, desempleo y pérdida de conquistas, no hay Ni Una Menos. 
No podemos ni debemos olvidarnos el motivo de este día.  En plena Guerra Mundial, en 1917, las socialistas rusas organizaron el Día de la Mujer el 8 de marzo. Fue ese día el que explotó la huelga de las tejedoras y modistas de Petrogrado que dio inicio a la primera revolución obrera en el mundo, la revolución rusa. 
 
Abrirnos paso en un mundo que nos quiere sumisas, santas y devotas, es como mínimo, nuestro deber, nuestro norte y el punto que nos tiene que encontrar unidas para romper las barreras de la opresión. 
Mientras que durante dos años el gobierno avanzó con privatización de la asistencia a la mujer, cierre de programas del Estado, sin educación sexual laica y con persecuciones y represión a las mujeres en lucha, ahora las reformas previsional, laboral y fiscal cierran el círculo de agresiones y pauperización de los trabajadores y las mujeres en particular por parte del gobierno y del PJ.
 
A más de 100 años seguimos exigiendo igualdad en nuestros derechos laborales, libertad en nuestras elecciones sexuales, que se nos respete por el hecho de ser seres humanos. Le gritamos en la cara al patriarcado que nos queremos vivas, que dejen de golpearnos y matarnos, que nos dejen decidir sobre nuestro cuerpo, que no nacimos de ninguna costilla, que valemos, que somos fundamentales. Ya no nos callamos, y cada vez más compañeras nos sumamos a este grito, que se hará fuerte desde las bases proletarias, esas mismas que el capitalismo quiso extinguir aleccionando con la muerte.
 
Las mujeres son las más pobres entre las pobres y las más precarizadas entre las precarizadas. De la masa de indigentes, 7 de cada 10 son mujeres. A esta realidad de discriminación se la sostiene sobre la construcción de un universo simbólico y material reduciendo a la mujer al rol de la maternidad y al sacrificio, a la violencia intrafamiliar, sin derechos, particularmente sostenidos por la Iglesia Católica y Evangelista. La violencia y la discriminación están al servicio del régimen de explotación. Son el somnífero para implementar día a día el disciplinamiento sobre las mayorías populares.
 
Por eso desde el Plenario de Trabajadoras vamos por la construcción de un enorme Paro Internacional de Mujeres. Vamos a parar el mundo por los derechos de las mujeres, comenzando por rechazar todas las reformas anti obreras, la elevación de la edad jubilatoria, el recorte en jubilaciones y AUH,  contra la brecha salarial que entre los precarizados alcanza el 40%, por la implementación de licencias y acceso a jardines para los niños. Por el derecho al aborto legal y contra la trata de personas y la explotación sexual. El 8M paremos el mundo y construyamos un plan de lucha por todas nuestras demandas.